gif.ITACA.COEBA
 
 
 

La CREEX da la bienvenida a los 20 millones en préstamos, anunciados por el Gobex, y muestra su escepticismo ante la eficacia del nuevo instrumento de financiación

La Confederación Regional Empresarial Extremeña considera una “buena noticia” la puesta en marcha de un nuevo mecanismo de financiación que pondrá a disposición de las pequeñas y medianas empresas de Extremadura un total de 20 millones de euros en préstamos a partir del próximo año, acogido al instrumento financiero Jeremie y previsto en el Reglamento de la Comisión Europea. Sin embargo, y como ha asegurado el secretario general de la CREEX, Javier Peinado, “habrá que esperar a leer la letra pequeña”.

De esta manera, la Confederación muestra su escepticismo ante la eficacia de esta medida, ya que tal y como ha explicado Javier Peinado, “habrá que saber las condiciones de garantías que exigen y el interés”. En esta operación de 20 millones, asegura el secretario general de la CREEX, “los 10 que prestan los bancos lo harán con los requisitos que ellos quieran” y no con las condiciones marcadas por Europa y el Gobierno de Extremadura. La patronal extremeña insiste en la necesidad de fortalecer el tejido empresarial extremeño, empezando por el apoyo financiero ya que, actualmente, “para las empresas las garantías y avales que están pidiendo las entidades financieras para prestar dinero lo hacen inasequible”. Hace unos meses, la CREEX ya planteó la posibilidad de que “la sociedad de capital riesgo de la región se limite a hacer un análisis económico de la viabilidad de la empresa y en función de eso se dé el aval o no” y se facilite así la fluidez de crédito y la puesta en marcha de recursos que apoyen de manera eficiente al sector empresarial, habilitando unas líneas de préstamo a coste cero y con período de carencia para su devolución.